España: preparadísima para el mundial

Table of Contents

España superó con éxito el amistoso contra Dinamarca. Siguiendo su estilo característico, el equipo dirigido por Jorge Vilda logró otra victoria antes del Mundial, lo que les da confianza para seguir soñando en grande. Ona abrió el marcador y Salma lo amplió. Y pudieron haber sido más goles.

Viejas conocidas

El sol brillaba en el estadio Glasaxe, al noroeste de Copenhague, para dar inicio a un partido que ya parece un Clásico para La Roja. Vilda conoce bien a las danesas, por lo que alineó un equipo estelar: Aitana, Mariona, Jenni, Tere, Salma… Todas ellas parecen ser titulares en el Mundial. También Alexia. En defensa, la pareja de centrales, Ivana y Laia, parecía improvisada sin la presencia de Paredes, la gran referencia en la línea defensiva.

Con estas premisas comenzó el encuentro, con un equipo local impulsado por su afición. Las 22 jugadoras saltaron al campo a 200 revoluciones. La alta presión de ambos equipos dificultaba el juego del balón. En una jugada que inició en un córner tocado por Alexia para Aitana y luego de regreso a la poseedora del Balón de Oro, se generó la primera oportunidad, aunque el disparo a puerta fue desafortunado. En la siguiente jugada, sí llegó el gol. España abrió el marcador gracias a un potente disparo de Ona desde lejos, sorprendiendo por bajo a la portera danesa.

La Roja avanzó sus líneas y las habilidosas jugadoras del centro del campo comenzaron a hacer de las suyas. Dinamarca sufría y despejaba balones largos en busca de Harder, siempre tratando de tomar desprevenidas a las centrales. Fue una buena prueba para Ivana y la joven Laia. También para Tere en el puesto de pivote número seis, que todavía está por definir y en el que podría hacerse dueña.

Todo controlado

Fueron minutos en los que la Selección jugaba de memoria. Incluso podrían haberlo hecho con los ojos cerrados. Las once jugadoras estaban perfectamente colocadas. Tenían el modo Mundial “encendido”, aunque sabían que un descuido podría ser definitivo. Alexia, con total libertad, se movía hacia la posición de falso nueve. En una de esas ocasiones, fue Salma quien probó a Christensen. Pudo haber sido el segundo gol.

Sin embargo, fue Dinamarca quien estuvo más cerca de acortar distancias con una rápida jugada por la banda izquierda. Ivana logró despejar in extremis cuando Sorensen ya se disponía a disparar frente a Misa. El equipo de Sondergaard presionaba. Pero España contaba con Alexia, quien estaba en todas partes. Tanto disparaba al poste como sacaba un balón en la línea de gol. No había jugada en la que no participara.

Jenni tomó las riendas en la segunda mitad. Primero vio a Alexia, sin suerte. Luego a Salma para certificar el segundo gol. La jugadora blaugrana lo logró después de dejar atrás a la guardameta con un regate maravilloso en el área. Ni los cambios realizados ni la bajada de temperatura enfriaron a La Roja. Esther estrelló otro balón en el poste. España emprende su viaje al Mundial con las expectativas y los ánimos por las nubes.

En perfecta sintonía

El equipo de Jorge Vilda ha dejado claro que está en un gran momento de forma y se encuentra en sintonía perfecta de cara al torneo más importante del fútbol femenino. La victoria ante Dinamarca ha sido un impulso importante y les ha dado alas para seguir soñando con lograr algo grande en el Mundial.

Destacaron varias jugadoras en este partido amistoso. Ona abrió el marcador con un potente disparo desde lejos, mostrando su habilidad y capacidad goleadora. Salma, por su parte, se lució con un regate espectacular que culminó en el segundo gol español. Alexia, como siempre, estuvo en todas partes, desplegando su versatilidad y siendo determinante tanto en ataque como en defensa.

El equipo español demostró una gran solidez táctica y una coordinación impecable. Las jugadoras se conocen a la perfección y se movieron como si estuvieran jugando de memoria. La defensa estuvo a la altura a pesar de la falta de algunas jugadoras clave, y el centro del campo deslumbró con su habilidad para controlar el juego y generar ocasiones de gol.

A pesar de la presión ejercida por Dinamarca, la selección española se mostró segura y confiada en sus posibilidades. Supieron mantener la ventaja y también estuvieron cerca de ampliarla en varias ocasiones. A pesar de los intentos del equipo local por recortar distancias, España se mantuvo firme y logró asegurar la victoria.

Con esta victoria en su haber, la selección española parte hacia el Mundial con gran confianza y entusiasmo. Han dejado claro que son un equipo a tener en cuenta y que están dispuestas a luchar por llegar lejos en el torneo. El objetivo es claro: alcanzar algo grande y dejar huella en el fútbol femenino mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *